Posts in Category: empresas de comunicación

Vuelve a bajar el paro juvenil en la eurozona

Los datos arrojados este pasado lunes por la agencia de estadistica de la Union Europea ha revelado datos de paro juvenil iguales a los de 2011, no así en España ni Grecia donde seguimos a la cola, para no variar, en estos temas. Ahora mismo son más de 21 millones de trabajadores los que se encuentran sin empleo en los veintiocho paises que conforman la UE pero son 16,6 los millones de la zona euro.

En el ranking de paises Alemania sigue siendo el que tiene menor tasa de desempleo, seguidos de República Checa y Malta. Francia e Italia también han reducido a sus desempleado. Pero centrándonos en el desempleo juvenil los países del sur de Europa siguen siendo los peores, los que más tasa de desempleo tienen y es que en España uno de cada dos trabajadores menores de 25 años está sin empleo y aunque la tendencia es a la baja y el paro juvenil se está reduciendo, en parte por labores de empresas como cerrajeros Valencia 24 horas que ofrecen trabajos a jóvenes que no saben a qué dedicarse y les ofrecen así una primera inmersión en el mercado laboral. Cosa parecida es la que realiza la empresa de cerrajeros Barcelona creando puestos de trabajo y formando a futuros trabajadores del sector. Sin embargo estas acciones no son suficientes para que el desempleo juvenil empiece a retomar un nivel superior.

Aunque se haya descendido en el número de jóvenes desempleados no se llega al nivel de otros países, como por ejemplo Alemania, que sigue siendo el país que mas confia en la mano de obra joven  y en la que ha bajado doce puntos el desempleo de los jóvenes por los cinco que ha bajado España o los dos de Italia. En el tema de género la diferencia entre hombres y mujeres sigue siendo muy distinta entre el norte y el sur; en Alemania, Francia Irlanda y Suecia son los hombres los más desempleados, mientras que en Grecia, Italia y España es justo al contrario.

Desprestigio en los Medios

redaccionEl desprestigio de las empresas de comunicación y la falta de credibilidad que muchos de los medios de información alimentan a diario está abriendo otra herida en el ya maltrecho de por sí periodismo español, que sigue desangrándose. Si obviamos la irrupción de las nuevas tecnologías y formatos, el éxito todopoderoso de Internet y la virulencia con la que ha actuado la crisis económica, el periodismo tiene un problema en sus entrañas: la vuelta a la prensa oficial de hace siglos y la pérdida de independencia en la creación de contenidos e informaciones.

La inclusión de los medios de comunicación en conglomerados con intereses en otras muchas ramas de la economía ha supuesto que todas y cada unas de las informaciones que un canal, emisora o diario lanza tengan una clara intención de dirigir al receptor. Esta manipulación encubierta, que en muchas ocasiones pasa desapercibida para que la recibe, propicia el rotundo desagrado y la desaprobación de quien poco a poco va haciéndola manifiesta con su visión crítica del contenido. Y así, la estampida de muchos usuarios es otro de los mecanismos por los que el periodismo se desangra.

Muchos profesionales trabajan a disgusto a diario en empresas de comunicación que les obligan a lanzar mensajes e informaciones que no están contrastadas ni elaboradas, pero que tienen una marcada vocación partidista o tendenciosa. El ejemplo más evidente y reciente es el de los presentadores de Antena 3 Noticias comentando entre bastidores “nos van a dar pero bien”, en referencia a una información nada seria que vinculaba a las Cup, Podemos, ETA y Venezuela. La respuesta en redes sociales fue masiva, y la mayor parte de mensajes coincidían en una idea: el desprestigio del periodismo como mecanismo para informar a la opinión pública.

La autocensura del profesional, maniobra previa al castigo o al despido del medio de comunicación para el que se trabaja, degrada la profesión periodística y supone una aportación más a confeccionar el absoluto desprestigio de los medios masivos.