Desprestigio en los Medios

redaccionEl desprestigio de las empresas de comunicación y la falta de credibilidad que muchos de los medios de información alimentan a diario está abriendo otra herida en el ya maltrecho de por sí periodismo español, que sigue desangrándose. Si obviamos la irrupción de las nuevas tecnologías y formatos, el éxito todopoderoso de Internet y la virulencia con la que ha actuado la crisis económica, el periodismo tiene un problema en sus entrañas: la vuelta a la prensa oficial de hace siglos y la pérdida de independencia en la creación de contenidos e informaciones.

La inclusión de los medios de comunicación en conglomerados con intereses en otras muchas ramas de la economía ha supuesto que todas y cada unas de las informaciones que un canal, emisora o diario lanza tengan una clara intención de dirigir al receptor. Esta manipulación encubierta, que en muchas ocasiones pasa desapercibida para que la recibe, propicia el rotundo desagrado y la desaprobación de quien poco a poco va haciéndola manifiesta con su visión crítica del contenido. Y así, la estampida de muchos usuarios es otro de los mecanismos por los que el periodismo se desangra.

Muchos profesionales trabajan a disgusto a diario en empresas de comunicación que les obligan a lanzar mensajes e informaciones que no están contrastadas ni elaboradas, pero que tienen una marcada vocación partidista o tendenciosa. El ejemplo más evidente y reciente es el de los presentadores de Antena 3 Noticias comentando entre bastidores “nos van a dar pero bien”, en referencia a una información nada seria que vinculaba a las Cup, Podemos, ETA y Venezuela. La respuesta en redes sociales fue masiva, y la mayor parte de mensajes coincidían en una idea: el desprestigio del periodismo como mecanismo para informar a la opinión pública.

La autocensura del profesional, maniobra previa al castigo o al despido del medio de comunicación para el que se trabaja, degrada la profesión periodística y supone una aportación más a confeccionar el absoluto desprestigio de los medios masivos.

Comments are Disabled